enduro mountain biking

 

A menudo nos despreocupamos de llevar a revisar nuestra bicicleta, lavarla o cambiar algún componente, en muchos casos es por desconocimiento de cómo y cuándo debemos hacerlo. Hoy os traemos una pequeña guía general sobre como mimar nuestra bici, para aquellos que tienen dudas sobre el tema o acaban de meterse en el mundillo del ciclismo.

 

Primero recordar que no es lo mismo una bicicleta de carretera que una MTB, para la primera es recomendable que cambiemos la cadena y le hagamos una revisión a los 3.000-3.500 km recorridos, y para la segunda, de 1.500 a 2.000. Muchos ciclistas no tienen un medidor de cadena adecuado, por eso recomendamos pasar por el taller para que se mida correctamente y ver si es necesario cambiarla, en la mayoría de casos, deberíamos. Lo correcto es realizar una primera revisión visual y, si es necesario, una revisión más profunda.

rueda trasera de mtb mavic crossmax pro 29 wts boost 2017 2016424900

 

El neumático en MTB se debe cambiar cuando al taco le quede 0,5 mm, no hay que apurar más porque nos ponemos en riesgo. Respecto a los puños o la cinta de manillar, es muy recomendable cambiarlos de forma anual porque, aunque nos parezcan limpios, son de materiales porosos que acumulan las bacterias del sudor mientras realizamos ejercicio. El eje de pedalier se os puede romper o desgastar principalmente por dos razones: por desgaste de los kilómetros o por la húmedad, un mal secado hace que se oxide y se estropee el rodamiento.

 

WashingBikePowerHose1600 759x500

 

Lavar la bici es siempre una tarea importante, muchas personas creen que no se deben lavar y es un gran error, cada vez que ésta esté sucia debes lavarla cuidadosamente. Hay dos maneras de hacerlo, con manguera debéis mojarla, y con una esponja aplicar jabón o algún desengrasante (en nuestra tienda podéis encontrar unos increíbles de la marca Shimano). Otro "mito" es el no poder usar pistola para lavar vuestra bicicleta, además de no ser cierto, debéis saber que es método más usado por los ciclistas profesionales, en ambos casos se recomienda tirar el agua a unos 40 cm. En lo que más cuidado tenéis que poner es en el secado, ya que realizar mal esta acción puede hacer que se oxiden piezan o directamente se estropeen. Lo mejor es usar una pistola de aire a presión para que no quede ni una gota de humedad en partes delicadas.

 

Esperamos que esta pequeña guía os sirva para saber si es necesario pasarla por el taller o si necesitáis cambiar alguna pieza.

 

Volver